TEMA 9: Fe y política desde Jesús

05 de Noviembre de 2020
[Equipo de la Escuelita]

1. Contemplar a los poetas sociales: fe y lucha

Me llamo José Morales Vázquez, soy del Estado de Chiapas, en una comunidad que se llama paraíso de Grijalva. El sistema político, el poder político, el capitalismo como nosotros hemos adoptado decirle, piensan por ellos, están dispuestos a destruir el mundo por ellos. Entonces nosotros tenemos que decidirnos a construir ese mundo por nosotros y por ellos también. Eso es lo que nos diferencia de ellos, que ellos piensan en ellos, luchan por ellos, y nosotros luchamos por nosotros y luchamos por ellos. Pero eso lo da la fe, lo da esa escuelita, eso lo da esa experiencia.

2. Entramar saberes: políticos al modito de Jesús

 

‘Nosotros luchamos contra la opresión y no odiamos a los opresores.  Eso nos diferencia. El otro mundo posible’. 

 

La década de los 60 del siglo pasado fue una irrupción, un cambio de época por muchas vías: el mayo Francés, el asesinato del Che, la guerra Fría, América Latina en llamas; la disputa entre el capital y el trabajo se había tensado. En ese contexto, la fe cristiana del tercer mundo ‘da la cara’ frente a las opresiones, sale a la palestra pública, choca de frente contra intereses concretos y acompaña luchas por la vida en muchos rincones. La teología de la liberación se vuelve la expresión más cristalina de ese encuentro, que hoy se revigoriza desde los nuevos gritos, frente a los nuevos opresores, junto a las valientes luchas. Desde NuestrAmérica, frente a todos los fundamentalismos de ayer y siempre, abrazamos la política de cuerpo entero, como creyentes y militantes. 

 

Comida, salud, relaciones sociales. La vuelta a jesus, es la vuelta a su practica. 

 

3. Caminar el compromiso creyente en comunidad y desde abajo 

 

Durante seis meses, este tren joven de la teología narrativa latinomericana recorrió, mapa en mano, gran parte de nuestra teología fundamental. La ruta seguida, abierta desde la sabiduría y el compromiso de un puñado de generaciones que nos precedieron, se amplió desde el paradigma de la ‘Bendita Mezcla’ aquella que descubre sabidurías otras, a la vez que las hacemos de manera circular, en movimiento infinito de guiso, cucharada y olla. En esta bella tradición, que es tan nueva como vieja, la urdimbre de la revelación está abajo y solo desde ella construimos el telar de nuestra fe. 

 

En la estación anterior, la penúltima del recorrido, revisamos-reconstruimos nuestra propia visión y experiencia de ‘ser cuerpo en y para el mundo’. Fue claramente un núcleo de antropología teológica pensado desde esta dolorosa coyuntura donde el descarte masivo de los cuerpos y su control compulsivo, se  radicaliza por los tiempos de pandemia. Consientes de sabernos hijos e hijas de un tiempo con mas rupturas que continuidades, sentimos la libertad y el gozo de ser cuerpo sagrado en el mundo a la vez que asumimos la urgencia de ser cuerpo consagrado para el mundo. En especial, para el mundo que sufre. 

 

Con el itinerario formativo de ‘Fe y Política’ nos adentramos a recorrer el último tramo de este precioso viaje de seis meses con el mismo destino de siempre, el de nuestra propia la realidad. No podía ser de otra manera, dejamos para lo último aquello que está en el origen del círculo hermenéutico de la tradición cristiana. En el principio, dice Yavhé, estuvo la opción política: he visto el sufrimiento de mi pueblo y he decidido bajar a liberarlo’. En América Latina, dicen los padres y madres de la teología latinoamericana, solo cumplimos con el primer mandamiento, el shema, escuchar-recordando. 

 

Han pasado 50 años de aquella recepción creativa del Concilio Vaticano II  que se tradujo en la Conferencia de Medellín y que marcó un antes y un después para la historia de la Iglesia Latinoamericana. Sin embargo, la contradicción del origen sigue más vigente que nunca: en un continente que aun se profesa inmensamente cristiano, la desigualdad social sigue arrasando los sueños de techo, tierra y trabajo. También como hace 50 años, las nuevas generaciones recordamos la promesa de vida en abundancia, como una parusía que no llega, como un retraso del Reino, que nos comprometer de cuerpo entero en la lucha por otro mundo posible. 

 

Una imagen bellísima para entender de qué estamos hablando. Este núcleo de reflexión lo abre José Morales, un joven compañero de las CEBs de Paraíso de Grijalva, en el estado de Chiapas, México. Le tocó nacer en una diócesis que tuvo por obispo a  Samuel Ruiz durante largos 40 años.  Si hay un lugar en NuestrAmérica donde se tomaron en serio las opciones del posconcilio, ese lugar fue la diócesis de San Cristóbal de las Casas. Jtatic Samuel ‘solo' representa el rostro episcopal de lo que fue un verdadero proyecto de una iglesia autóctona al servicio de la vida, con fuerte protagonismo de sus propios pueblos indígenas. Es en esa diócesis empobrecida pero llena de conciencia, donde cuajó la experiencia zapatista de la cual José también fue parte en algún momento de su vida. Allí aprendió sobre todo que la fe es lucha y que la lucha es una escuela.   

 

Desde el evangelio de la vida de José, Marta Zechmeister hace justicia al método de Bendita Mezcla: viaja al corazón de nuestra fe, a la praxis de Jesús, para pensar fe y política hoy. Esta teóloga austríaco-salvadoreña, se anima a recuperar una imagen prestada de su maestro (el gran teólogo J. B. Metz) quien alguna vez se atrevió a definir a Jesús no como el fundador de una religión, sino como el impulsor de un movimiento de rebelión juvenil en medio de un sistema religioso envejecido, capaz de liberarse de las jerarquías y los rituales vacíos y totalmente decidido a incluir los excluidos. Lejos, muy lejos de vivir una fe intimista o metafísica que desvincula toda experiencia de la vida, Jesús hace de su propia vida una entrega a cuerpo entero por la causa de los pobres de su pueblo asumiendo el riesgo de vivir hasta las últimas consecuencias.

 

Una mística de ojos abiertos nos permite mirar con lente creyente hacia nuestro alrededor, es apremiante cerrar el círculo virtuoso entre fe y política para encarar un proyecto del siglo XXI, que aspire a ‘la liberación de todo el ser humano y todos los seres humanos’. Más de 50 años después, no nos han vencido, no nos hemos rendido, no ha terminado la disputa creyente. Aquí estamos, organizados en comunidad de vida digna, construyendo el mañana.

 

Con fe, lucha y comunidad. ‘El reino está en medio nuestro’, en ‘el corazón de las masas’, en medio de NuestrAmérica. 

 

Equipo de Bendita Mezcla

Una escuelita de Fe y Política

 

 

Pd1: ‘Convencimiento’ de Teresa Parodi, nos resuena desde el Sur-global. 

 

Pd2: Adjunto en PDF ‘Fe y política. Problema de método teológico’, José Comblin, Brasil, en Revista Latinoamericana de Teología (RLT). 

Audio

debugger
0
0

CONTACTO

©2017 Amerindia - Todos los derechos reservados.