La moda autoritaria

11 de Febrero de 2021

[Por: Eduardo de la Serna]




La historia de la humanidad abunda en escenas, o establecimientos, en los que un pequeño pero poderoso grupo impone su voluntad sobre el resto. Precisamente la clave radica en lo de “poderoso”. Puesto que “pueden” hacen lo que quieren. Es evidente, en ese sentido, que “la ley” está (debiera estar) al servicio de los débiles para equilibrar. Porque para el poderoso “él mismo” es la ley. Su ley. Pero que la ley sea justa (o, al menos, no tan injusta) no implica que se cumpla. Para eso existe el poder judicial. Y cooptarlo, como suelen hacer los poderosos, les garantiza “seguir pudiendo”. Es un modo simulado de tener “la suma del poder público”. La “división de poderes” suele ser una ficción, en la que se actúa como si se fuera democrático mientras “yo mande” y se violenta mientras no ocurra…

 

 

Descargue el artículo.

Procesar Pago
Compartir

debugger
0
0

CONTACTO

©2017 Amerindia - Todos los derechos reservados.