Ser diferente en un mundo globalizado

03 de Agosto de 2020

[Por: Juan Manuel Hurtado López]




Inicio con una frase de Hans-Georg Gadamer: vivir con el Otro, vivir como el Otro del Otro, es la tarea humana fundamental, tanto en el nivel más bajo como en el más elevado…. Esto lo aplica Gadamer especialmente al caso de Europa.

 

Sobre todo en las comunidades indígenas del sureste mexicano a las que acompañé por largos años, pero también en otros espacios de la sociedad, es muy fuerte el sentido comunitario, de pertenencia. Y ahí se muestra fielmente la confrontación que existe entre los derechos del individuo y los derechos de la comunidad. En espacios sociales más amplios donde confluyen varios pueblos y varias culturas, la confrontación se manifiesta entre la cultura mayoritaria, nacional, -si se puede decir así con las reservas del caso- y las culturas y derechos de cada uno de los pueblos o grupos minoritarios -que son otros-  que componen la sociedad. 

 

En México estamos hablando de 65 pueblos originarios o más. Y en otros países como Brasil, donde ahora se vive una situación muy preocupante a nivel nacional, hablamos de cientos de pueblos, sobre todo en la región amazónica. La confrontación se da entre la libertad de cada grupo o persona, cada pueblo originario, su diferencia y su derecho, y el derecho de la comunidad o nación a imponer sus normas y acuerdos. Lo mismo dígase de cada nación con su historia e identidad y el mundo global y sus patrones de estandarización económica, social, de comportamientos, costumbres. 

 

Esto viene a cuento por las medidas que se están tomando en los diversos países en este tiempo de pandemia del Covid 19. Y existen análisis al respecto que hablan de homogeneizar normas, decretos, costumbres, comportamientos de los pueblos. En el extremo, la propuesta de construir un centro mundial de dirección e imposición de corte policíaco y autoritario, sobre todo vía el espacio cibernético para estandarizar comportamientos, modos de pensar, costumbres.

 

Pero en el fondo de tales pensamientos o prácticas está la discusión sobre la libertad individual, su diferencia y derechos como comunidad, y los derechos que un país pueda tener para implantar una cultura nacional;  o, en el extremo de los casos, que una estructura de poder mundial intente imponer sus decisiones. Lo cierto es que cada pueblo con su cultura tiene el derecho de mostrar sus diferencias, aquello que lo constituye como tal. Lo mismo que cada persona. Y aquí se pueden ir enmarcando los elementos que apuntan en una dirección o en otra.

 

La travesía para lograr un entendimiento entre los diferentes, ciertamente es larga. Pero mientras los pobres se pelean con los pobres por motivos religiosos, políticos o económicos, los ricos pueden estar tranquilos. Por el contrario, actitudes de tolerancia, cooperación, diálogo y aceptación de la diversidad, del “otro”, pueden conducir a la convivencia, a la paz.

 

En el  caso de Europa, y dada la diversidad de lenguas y naciones que la componen en tan poco espacio territorial, Sygmunt Bauman, siguiendo la propuesta de Gadamer, opina que “su misión (de Europa), o mejor, su predestinación, espera nuestros esfuerzos conjuntos con miras a transformarla en nuestro propio destino”. La propuesta entonces no es eliminar a los otros, sino reconocerlos en su diferencia y emprender el camino hacia un destino común de no exclusión mutua.

 

Esta propuesta es la condición para solucionar los problemas del mundo contemporáneo. Gadamer así lo cree: 

 

“Los amigos son personas capaces y deseosas de entablar una amable relación mutua, despreocupados por las diferencias entre ellos y prestos a ayudarse unos a otros a causa de esas diferencias…cuidando al mismo tiempo que esa peculiaridad no cree una distancia entre ellos ni los enfrente”.

 

En un mundo donde prevalecen los conflictos raciales, étnicos, de género, religiosos, sociales, más vale retomar las enseñanzas de la historia y aceptar las diferencias de los pueblos, grupos, culturas, no como obstáculos, sino como posibilidades para buscar un destino común.

 

Citas

 

1 Citado por Sygmunt Bauman en: La cultura  en el mundo de la modernidad líquida. FCE, México 2017, Pág. 75.

2 Claudio Fabián Guevara: https:// www.geopolítica.ru/es/article/nuevo-orden-mundial-guía-para-salir-del-pantano-ideológico?

3 BAUMAN, Sygmunt, o.c. Pág. 75

4 Ibídem.

 

Imagen: https://www.aa.com.tr/es/mundo/comunidades-ind%C3%ADgenas-en-latinoam%C3%A9rica-bajo-amenaza-por-covid-19/1801415

 

 

Procesar Pago
Compartir

debugger
0
0

CONTACTO

©2017 Amerindia - Todos los derechos reservados.